Blogger Template by Blogcrowds.

Tragabolas
Hubo un tiempo en el que dejé de ir al cine renegando de las pésimas pelis en cartelera, luego iba sin mas pretensión que pasar el rato y volví a dejar de ir porque las pelis me provocaban malestar físico. Ahora ya no se porqué voy, pero está claro que me trago todos los zurus que salen. El último ejemplo? ocheans tuelf. Mira que había oído malas críticas, pero yo venga, como los burros: peli sin ritmo, mal argumento, juegos de cámara absurdos, personajes vacíos y final estúpido. Algo más? entrada 6 euros. Y es que llevo una racha de pelis malas tal que no recuerdo la última buena que vi: Di que sí, Los increibles, Alien vs. Predator, ... no recuerdo más porque ya sabeis que el cerebro elimina los recuerdos traumáticos. Quizás el contraste es mayor dado que justo la misma tarde había vuelto a ver la excelente El club de la lucha, una de mis favoritas. En fin, estoy completamente desengañado del séptimo negocio (que no arte), harto de los mensajes antes de las pelis que si la grabas te espera en la puerta bud spencer y stoikov para pegarte una paliza y hasta las narices de alimentar una industria de peña que no da un palo al agua. No desperdicieis vuestro ancho de banda en el emule con ella.

Desidia vital
No os ha pasado nunca un día de esos que no teneis ganas de levantaros de la cama? Pues llevo así como 2 semanas. No se que me pasa pero la perrera se ha apoderado de mí: solo tengo ganas de meterme en la cama calentita y dejar pasar las horas. Lo jodido es que va completamente en contra de mi personalidad: si me pongo nervioso de pensar que estoy perdiendo el tiempo! Pero no importa, la naturaleza pesa en el hombre y los genes de oso hacen su trabajo. Ejemplos? 2 semanas sin ir a la piscina, sin salir a correr, sin salir de fiesta, sin hacer nada mínimamente útil... ah, y la marca de mi culo en el sofá es permanente. Pero se acabó, este post marca el final del efecto pernicioso navideño en mi organismo. Y es que no hay otra época del año que provoque comportamientos tan dispares en tanta gente: se alegran 2% (cocacola, corteingles,...), se ponen tristes 30%(gracias navidad por recordarnos a los muertos), compran convulsivamente 87%(ver punto 1), comen como locos 70%(abuelas del mundo al ataque), se cagan en la navidad 90%(cuando miran los gastos y los kilos), acaban con su virginidad 1%(hay quien sabe divertirse en navidad), acaban con papa noel 0.001%(este año no se me escapa).

Vayan con el jefe maestro: el sabrá qué haser!
Era una noche de tormenta. Los truenos me sobrecogían en mi cama y hacían que me estremeciese. Era el preludio de la desgracia: de repente, la diferencia de potencial entre tierra y cielo tormentoso provoco la fatídica desgracia que supuso la sobretensión asesina directa al generador de mi querida xbox. Aquél fue su final.
Casi 3 meses despues, me he pillado otra de segunda mano con el juego mas esperado de todos los tiempos: Halo 2. Hacía tiempo que no jugaba a la X, así que mi primera toma de contacto con él no hizo honor al juego que tenía delante. Poco a poco fui dándome cuenta de la obra de arte que era: un sistema de combate realista, con enemigos inteligentes que presentaban todo un desafío en una atmósfera envolvente dentro de una historia genial. Qué mas podia pedir? Pues jugar a dobles. Round 1: miercoles 8, compañero Dani, 5 horas non-stop, 3a pantalla. Round 2: viernes 10, compañero Juan, hasta las 7 de la mañana non-stop (Juan: seran las 3 o las 4; Yo: no, son las 3 y las 4 tio; Ambos: Diosssss (sin ver ya nada, claro)). Supongo que la próxima partida acabará conmigo, pero habrá valido la pena!
PD: traducción al castellano con acento sudamericano. Al principio me cagué en todo, ahora no puedo vivir sin ella!

La cena de los dioses
Estabamos todos los petados en pacolandia celebrando su tercer aniversario con una cenorra de la ostia que me ha invitado a la reflexion (ein?). La verdad es que estabamos todos los colegas de siempre, pero poco a poco se va perdiendo contacto con algunos y, aunque al verlos te da alegria, se nota que la confianza no es la misma. Reflexiones aparte, la cena fue de coña: comimos de la ostia (falto pan para Toni, medio kilito no es nada), bebimos mas (sobretodo yo), reimos mucho (claro, con la taja...) pero luego nos apalancamos, y es que nos hacemos mayores. Menos mal q unos cuantos demacradisimos (alberto y miniñongo) nos fuimos a razz a pasear la taja y ligarnos a las churris (joer, q pequeñas son) y pasarlo de coña... tanto que la semana que viene repetiremos. Bueno, volvi tan taja a casa que tuve resaca 2 dias, y es que los años no perdonan. A ver si repetimos tios! PD: me estoy volviendo alcoholico?

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal