Blogger Template by Blogcrowds.

Reflexiones: hoy toca la sociedad

El término Tragedy of the commons es bien conocido en teoría del juego. Se refiere a cuando, en una sociedad con un número limitado de recursos, el interés individual se antepone al común acabando con dichos recursos. La tragedia ocurre porque si se actuase en función del interés común todos se beneficiarían en lugar de sólo unos pocos.

Últimamente es algo que me viene mucho a la cabeza, y lo ligo de forma indirecta con "tenemos lo que nos merecemos" cuando pienso en la situación socio-económica actual, donde creo que encaja a la perfección.
El tema es que, con un número escaso que tenemos de recursos, de manera individual los explotamos para nuestro beneficio propio sin tener en cuenta que eso perjudica a la sociedad donde vivimos de forma global. Por ejemplo, cuando nos tomamos dos años de vacaciones a costa del estado, alias paro. Se trata de un mecanismo pensado para ayudar a los más desfavorecidos como un seguro de desempleo para evitar su ruina total y ayudarles hasta que encuentren un nuevo empleo, 2 años debería ser un periodo más que suficiente.

Sin embargo, mucha gente piensa que su tributación se guarda en una bolsita de la que tiene derecho a vivir dos añitos mientras descansa a costa del resto de trabajadores. Vamos, que no se piense el estado que se va a quedar con su dinero tan costosamente ahorrado (?). Esta parte del problema la describe la "tragedy of the commons", ya que en lugar de tener un bien común para ayudar a los necesitados, lo explotamos miserablemente para nuestro beneficio invocando algún tipo de derecho adquirido.

Para rematar la jugada, entra el "tenemos lo que nos merecemos". Nuestra idiosincrasia cuidadosamente labrada y que nos regala un bagaje cultural más que dudoso en algunos aspectos tan típicos y tópicos, como son la cultura del trabajo, la profesionalidad o el respeto. Esto es, cuando nuestro vecino nos comenta que se está tomando sus dos añitos de paro para relajarse un pelín nosotros le decimos "muy bien hombre". De este modo potenciamos actitudes socialmente lamentables que ayudan a que cada vez nos hundamos más en la miseria, eso sí, ganándonoslo a pulso.

0 Comments:

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal