Blogger Template by Blogcrowds.

Impactar es la clave

Para mejorar mis skills en presentaciones y de paso, mi nivel de inglés, me pasé el otro día por una sesión de los Toastmasters. Se trata de grupillos de gente que se junta en distintas ciudades con este mismo objetivo, con una organización muy marcada y siguiendo los cursillos de algún gurú de la comunicación. A pesar que este tipo de estructuras tan cerradas y jerárquicas (sectarias?) no me mola, el tema está bien para mejorar, que es lo que interesa.

El tipo de presentaciones que se promueven son muy "americanas", en el sentido de efectivas, directas, incluso algo teatrales. De este modo se promueve mucho gesticular, variaciones de voz, interacción con el público, cantar y bailar, etc. Todo esto está bien si se mantiene como lo que es, un recurso, pero tal vez hay quién lo entiende más como dogma y lo lleva al extremo. Yo opino que no todas las presentaciones tienen que ser tan extremas, en plan Steve Ballmer, un estilo TED para mí es ideal. No obstante si hablamos de impacto, os aseguro que un tipo realmente consiguió captar mi atención en la sesión del otro día ...

El colega estaba dando una charla sobre yoga, sacó su alfombra, cruzó piernas, nos hizo cerrar los ojos ... Luego preguntaba a la peña si practicaba yoga y les amonestaba si no lo hacía. La obra de teatro, digo, presentación siguió cuando explicaba sus estados de ánimo a través de canciones que él mismo cantaba y animaba al público a hacer lo mismo. Realmente se excedía: una cosa es cantar un estribillo y otra hacer el Rock Star, pero el momento apoteósico llegó cuando se puso a bailar con una señora del público (unos 45, grande) la bamba. En el fervor lógico del ritmo latino la buena señora no atinó con el sofisticado paso de baile por lo que dió con sus trasero en el duro suelo de forma bastante aparatosa y casi arrastrando a su compañero intentando evitar lo inevitable.

La gente miraba al suelo incrédula intentando aguantar la vergüenza, no se cómo aguanté la risa (realmente no lo hice, pero la controlé) ... Eso sí, os asesguro que logró el impacto que buscaba. Cada vez que oigo la bamba me acuerdo del colega.

1 Comment:

  1. elv said...
    Una charla sobre yoga en la que el charlatan se pone a bailar la bamba...que sitios mas raros frecuentas... :P

Post a Comment



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal